Se realizó en Paraná la 35º Peregrinación de los Trabajadores

Una nueva edición de la Peregrinación de los Trabajadores se realizó el domingo 2. Monseñor Puiggari ofició la misa y pidió por “la unidad de todos los argentinos”.

Bajo el lema “Madre bendice a tu pueblo con pan, salud, trabajo y paz” tuvo lugar el domingo 2, la 35° edición de la Peregrinación de los Trabajadores. Los peregrinos se congregaron en la Catedral de la ciudad y desde allí caminaron hasta el Santuario La Loma, donde el arzobispo Monseñor Juan Alberto Puiggari ofició la misa y pidió por “la unidad de todos los argentinos”.

La peregrinación se desarrolló durante un recorrido de aproximadamente dos horas y media en el cual se realizaron paradas alusivas para agradecer y pedir por el trabajo y el alimento.

En su trayecto, las paradas tuvieron lugar en una escuela, en la estación de ferrocarril, en la capilla Divina Gracia, en un centro de salud y en un barrio Procrear, para finalmente llegar al Santuario. En cada estación, los fieles agradecieron por la salud, la vivienda, el trabajo y pidieron por los que no lo tienen o lo han perdido.

El Santuario La Loma recibió a los peregrinos poco antes de las 17:00 bajo un viento sur que se hizo sentir en la tarde paranaense. Con presencia de integrantes de la Pastoral Social de la Arquidiócesis de Paraná -una de las entidades organizadoras de la procesión- y de la intendenta de la ciudad, Dra. Rosario Romero, trabajadores, familias y vecinos ocuparon el predio del Santuario, donde el arzobispo celebró la misa.

Monseñor Puiggari: “Una Argentina dividida no tiene futuro”

Monseñor Puiggari llamó a los fieles a “estar al servicio de los otros”. En su homilía, manifestó: “Todos tenemos que estar atentos a nuestros hermanos… No se puede ayudar a todos; ayudemos a uno, hagamos alegre a uno, acompañemos a uno… así se multiplicará. Jesús nos pide que apostemos a la unidad de todos los argentinos, porque una argentina dividida no tiene futuro. El fin más urgente es el bien de nuestros hermanos que más sufren porque no tienen trabajo, salud, pan”.

El arzobispo agregó: “Tenemos que servir, ser creativos. Empecemos por nuestra familia, el vecino, con el que pasa pidiendo por nuestra casa. Las grandes batallas se ganan de rodillas ante la Eucaristía. Él está en el sagrario, ahí tenemos que pedir por nuestros hermanos”. Y agregó luego: “Ninguna oración cae al suelo, llega al corazón de Dios. Vamos con María, la mujer eucarística. Pidamos por medio de la Mater por todas las necesidades de nuestro pueblo argentino y de nuestra provincia.  Que Dios los bendiga».

Ordenación Presbiteral

El sábado 29, Mons. Juan Alberto Puiggari conferirá el orden Presbiteral al diácono Enzo Giménez. Será en el Seminario a las 11:00.

El próximo sábado 29 de junio, Solemnidad de los Santos Pedro y Pablo, el arzobispo Mons. Juan Alberto Puiggari conferirá el orden Presbiteral al diácono Enzo Giménez.

La ordenación tendrá lugar a las 11:00 en la Capilla Mayor del Seminario Arquidiocesano «Nuestra Señora del Cenáculo»

Enzo Giménez oriundo de la ciudad de Villaguay. Recibió su formación en el Seminario Menor y luego ingreso al Seminario Mayor para la formación Presbiteral.

Actualmente ejerce su ministerio diaconal en la comunidad de San Cipriano y San Francisco Javier de Diamante.

Encuentro Regional de Misioneros

Ya están abiertas las inscripciones para las diócesis de la región. El encuentro tendrá lugar los días 28 y 29 de septiembre en Paraná.

Los días 28 y 29 de septiembre se realizará en Paraná el Encuentro Regional de Misioneros. Serán dos jornadas de formación misionera con adoración eucarística, procesiones, misa y música en vivo.

Las inscripciones ya están abiertas para las diócesis de Santa Fe, San Nicolás, Venado Tuerto, Rafaela, Rosario, Gualeguaychú y Concordia. Los interesados, deberán completar el siguiente formulario: https://goo.su/R75QP

Próximamente, estará abierta la inscripción para la Arquidiócesis de Paraná.

Por otras consultas, desde la organización, invitan a contactarse con el Delegado Episcopal de las Misiones de cada diócesis de la región.

IG: jubileomisionero.pna

Radiografía de la pobreza en Argentina: realidad social y solidaridad que es esperanza

Este fin de semana se realizará la Colecta Anual de Cáritas. En ese marco se presentó un  informe sobre la Pobreza en Argentina. Estuvo a cargo de Cáritas Argentina y el Observatorio de la Deuda Social Argentina de la UCA.

En el marco de la Colecta Anual de Cáritas que se realizará este fin de semana, (sábado 8 y domingo 9), bajo el lema “Tu solidaridad es esperanza”, Cáritas Argentina y el Observatorio de la Deuda Social Argentina (ODSA-UCA) de la Universidad Católica Argentina presentaron el informe Radiografía de la pobreza en Argentina: realidad social y solidaridad que es esperanza.

Participaron de la presentación Mons. Carlos Tissera, Obispo de Quilmes y Presidente de Cáritas Argentina; Eduardo Donza, Investigador y Coordinador de Desarrollo de Datos, especialista en Trabajo y Desigualdad del Observatorio de la Deuda Social Argentina de la UCA; Sofía Zadara, Licenciada en Trabajo Social, Directora Ejecutiva de Cáritas Argentina y Karen Burgos, Trabajadora Social a cargo del acompañamiento de la Red de Centros Comunitarios de Itatí, Solano y Quilmes.

 “Cáritas no es sólo la ayuda alimentaria”

Mons. Carlos Tissera abrió el diálogo destacando la importancia de esta Colecta para sostener los proyectos de Cáritas, que está presente en todo el país a través de 3.500 centros. Al referirse a esta presencia “capilar” el obispo afirmó: “siempre digo que Cáritas es como la sangre, que es la primera en acudir a la herida. Allí donde hay un sufrimiento, un dolor, allí hay una voluntaria, o un sacerdote, o una catequista, algún servidor de Cáritas para escuchar: a una niña que quedó huérfana, a ese padre que se quedó sin trabajo o a niños que no tienen dónde hacer los deberes, en fin, todo lo que necesita un ser humano para sentirse ser humano en esta tierra”. En ese sentido, destacó que: “Cáritas no es sólo la ayuda alimentaria, que es muy importante. Fundamentalmente Cáritas quiere hacer ver que somos seres humanos, no somos cosas. El pobre es un ser humano, con su dignidad. Y Cáritas quiere ser eso, hacer ver que tanto un niño, como un joven o un anciano, viva donde viva, vale por lo que es: un ser humano”.

A continuación, Sofía Zadara, habló sobre la tarea que día a día lleva adelante Cáritas, especialmente en los barrios más pobres, tratando de dar respuestas de promoción humana a muchas problemáticas sociales que son complejas. Entre esas líneas de trabajo, mencionó como ejemplo los programas de educación, primera infancia, trabajo, hábitat, integración de barrios populares, gestión de riesgos y emergencias, la respuesta alimentaria y el desarrollo institucional de todas las Cáritas del país destinados a la formación para seguir sosteniendo “esta misión que día a día es un servicio concreto y cercano”.

 “Nuestra capilaridad y cercanía nos permite escuchar de primera mano estos dolores tan grandes, que tienen tantas personas de todas las edades y todas las regiones”, agregó.

Eduardo Donza, por su parte, presentó información relevada por el Observatorio de la Deuda Social de la UCA que “pueden parecer fríos, o que son solamente un número, pero atrás hay un sentir profundo, hay rostros, hay familias pobres o indigentes que experimentan hambre y una mal alimentadas por razones económicas; hay desocupados que no pueden acceder a un trabajo de calidad o trabajadores sobreocupados pobres; hay madres que no pueden satisfacer las necesidades de crianza de sus hijos, dada la escases de recursos y de tiempo de vida que genera la pobreza; hay jóvenes que no pueden insertarse laboralmente, o que no pueden terminar los estudios que desearían; hay niños que les cuesta la integración y bebés que ven cercenadas sus necesidades de desarrollo, tanto a nivel psicológico como a nivel físico, por las falencias en los primeros años de vida.

La crisis actual sin duda ha agravado estos problemas que son estructurales en la sociedad argentina. Al respecto, tengamos en cuenta que la pobreza que durante el primer trimestre la pobreza ha superado el 50%, y la tasa de pobreza extrema ha llegado a afectar al 18% de la población.”

A continuación, se refirió al tema de la inseguridad alimentaria total (cuando las comidas no son completas) y severa (cuando se experimenta hambre de manera frecuente) “Lamentablemente tenemos que decir que 1 de 4 cuatro personas en la Argentina sufre inseguridad total (no severa) porque tiene al menos que hacer algún ajuste en la cantidad y calidad comida, o sus miembros deben saltear alguna comida porque los ingresos no le alcanzan. Y esto es más triste cuando lo llevamos a niños y adolescentes menores de 18 años, donde aumenta al 32%”.  Por su parte, la inseguridad alimentaria severa (experimentar hambre de manera frecuente), afecta al 10 % de la población. Entre los menores de 18 años, casi el 15 % se encuentra en esta situación de privación severa.

Sofía Zadara sintetizó algunas ideas afirmando que “Cáritas tiene la posibilidad de estar en todo el país y por eso podemos afirmar que es posible otro mundo, acompañando a tantas familias que la están pasando mal”.

“Otro mundo es posible, y Cáritas invita a eso: Tu solidaridad es esperanza, y la esperanza no es esperar, tiene que ver con creer, con confiar que otra vida es posible, que no estamos solos”.

Homilía de Corpus Christi

Catedral Nuestra Señora del Rosario
Paraná, 1 de junio de 2024


Queridos hermanos:
Nos reunimos en torno a este altar, para celebrar el misterio de fe y de amor que hemos recibido: El don de la Eucaristía y el mandato de repetir sus gestos y sus palabras de la última Cena: «Esto es mi cuerpo, que se entrega por ustedes>. Hagan esto en memoria mía» (1 Cor 11, 24).
La Eucaristía es el tesoro de la Iglesia. A través de ella Cristo hace presente a lo largo de los siglos su misterio de muerte y resurrección. En ella lo recibimos como “pan vivo que ha bajado del cielo” (Jn 6, 51), y con Él se nos da la prenda de la vida eterna. Es el alimento del peregrino, el alimento para la fe, la esperanza y el amor. Es fuente de esperanza para cada uno, para la Iglesia y la humanidad.
“Este es el Sacramento de nuestra fe”, lo proclamamos en cada celebración. La Eucaristía es misterio de fe. Es precisamente a través del misterio de su ocultamiento que Cristo se convierte en misterio de fe y de luz, gracias al cual el creyente es introducido en las profundidades de la vida divina. Esto nos llevar a la admiración, al estupor, a la contemplación y a la oración. “La Eucaristía es verdaderamente un resquicio del cielo que se abre sobre la tierra” (S. Juan Pablo II).
Dios ha querido hacerse Pan vivo, porque sabe el hambre y sed de felicidad que tiene el hombre, compañero de camino, quiere estar junto a nosotros hasta el fin del mundo porque su amor lo impulsa a entregarse constantemente.

.
Este es el misterio que celebramos; Jesucristo, Hijo de Dios e hijo de María, vivo bajo las apariencias de pan y vino. Está vivo vivo, amándonos, intercediendo por nosotros anta el Padre. No es algo estático, es dinámico. Verdaderamente vive y actúa, ama, se ofrece, intercede, acoge, escucha y consuela.
Hoy sentimos la necesidad de proclamar nuestra fe públicamente, lo haremos por las calles de nuestra ciudad. Entre cantos y alabanzas llevaremos el Sacramento del Cuerpo y la Sangre del Señor. Pasaremos por los lugares donde transcurre nuestra vida diaria, donde se hacen presentes nuestros sufrimientos y también nuestras alegrías e ilusiones. Ofreceremos el testimonio de nuestra fe, la esperanza de que en Jesús se halla la respuesta a los interrogantes más profundos, la certeza de que Él es quien puede satisfacer el hambre y la sed de felicidad y de amor que cada hombre lleva dentro del corazón. Hoy queremos públicamente reconocerlo Señor de la historia, Rey de nuestra vida y de nuestra Patria.
Hoy queremos siguiendo su ejemplo de amor compasivo, vivir su misma actitud del Maestro y fomentar una cultura de la caridad, de la solidaridad ser samaritanos de nuestros hermanos que sufren. Tenemos que fijar la mirada en el otro, estar atentos a nuestros hermanos. El mandamiento del amor a Dios y al prójimo, que brota de este sacramento, nos lleva a tomar conciencia de los demás, porque estamos llamados a vivir en fraternidad, en familia, cultivar la amistad social, fomentar la cultura del encuentro que se traduzca en gestos concretos de solidaridad y misericordia.
Todos tenemos carencias, todos somos pobres de una u otra forma; y, a lo largo de la vida, todos atravesamos por dificultades y sufrimientos. Precisamente la experiencia personal del sufrimiento nos ayuda a ponernos en el lugar del otro, del pobre, del que sufre. La vivencia del dolor puede ser el camino para superar el egocentrismo, el narcisismo, y fijar la mirada en los demás. Felices los que, siguiendo al Maestro, son capaces de salir al encuentro de los demás, de conmoverse por su dolor y de unirse a ellos para buscar los remedios pertinentes. Feliz porque se convirtió en hombre o mujer eucarística.
Es necesario que en nuestra sociedad, tan impregnada de individualismo y egoísmo, se viva la responsabilidad de unos sobre otros. La pregunta de Dios a Caín: « ¿Dónde está Abel, tu hermano?», es la misma pregunta que debe resonar en nuestra conciencia. Caín responderá con una evasiva: «No sé, ¿soy yo el guardián de mi hermano?» (Gen 4,9). No debe ser así entre nosotros, porque, efectivamente, somos guardianes de nuestros hermanos, hemos de cuidar de nuestros hermanos; todos estamos llamados a cuidar los unos de otros; y no sólo de una forma genérica y difusa, sino de un modo concreto y eficaz, porque en realidad somos personas que viven en relación, que han de estar unidas, como granos de trigo llamados a formar un mismo pan, como hijos de Dios llamados a vivir en familia., a ser mansos y no violentos, a estar atentos hacia aquellos que son más débiles, para poder servirlos. Si no vivimos así; todavía no nos hemos dejado transformar por la Eucaristía, que nos hace vivir la caridad hecha servicio.
En este año, permítanme poner el énfasis en un fruto de la Eucaristía. Estamos llamados a ser una comunidad misionera. Nuestra Arquidiócesis necesita robustecer su conciencia misionera, tenemos que estar en permanente estado de misión. Comla VI y Cam I
La misión no es un fruto de entusiasmo pasajero, es fruto de la centralidad de la Eucaristía.
La misión nace de la Eucaristía, encuentra en ella su fuente y vitalidad. Eucaristía y misión forman un binomio inseparable. Sin la Eucaristía la misión multiplica actividades estériles, sin la misión la Eucaristía se reduce a un mero intimismo.
La Eucaristía alimenta y fortalece a los cristianos para que puedan vivir su fe de manera autentica y llevar a la práctica el pedido de Jesús de llevar el Evangelio a todos los rincones del mundo.
Que esta celebración de la Eucaristía y la procesión por nuestras calles reavive las raíces cristianas y eucarísticas de nuestra Arquidiócesis, que afiance nuestra comunión con el Señor y nos ayude a tener una vida eucarística de entrega y donación de la mano de María.
Que la Santísima Virgen del Rosario, en quien Dios se hizo carne, nos ayude a acoger con corazón agradecido el don de la Eucaristía y hacer de nuestra vida también un don Que la Eucaristía nos haga un don para todos nuestros hermanos.

Adoración por las Misiones

El Equipo de Animación Misionera Arquidiocesana difundió una guía de Adoración Eucarística. La iniciativa está enmarcada en el Año Misionero al conmemorarse los 25 años del primer Congreso Americano Misionero.

Desde el Equipo de Animación Misionera Arquidiocesana se difundió una guía de Adoración Eucarística para realizar en cada comunidad parroquial el próximo domingo de Corpus Christi.

La iniciativa está enmarcada en el Año Misionero Arquidiocesano al conmemorarse los 25 años del primer Congreso Americano Misionero. De este modo, desde el Equipo se pide como intención, renovar el ardor misionero en nuestras comunidades y dejar a los pies de Jesús la preparación y los frutos del Encuentro Regional de Misioneros del 28 y 29 de septiembre. El material se puede consultar aquí.

Peregrinación de los Trabajadores

El domingo 2 tendrá lugar la 35° edición de la Peregrinación de los Trabajadores. Partirá a las 14:00 desde Catedral.

Este domingo 2 se realizará la 35° edición de la Peregrinación de los Trabajadores. Será bajo el lema “Madre: Bendice a nuestro pueblo con pan, salud, trabajo y paz»

La Peregrinación partirá a las 14:00 desde Catedral rumbo al santuario de La Loma, donde se celebrará la misa a las 17:00 que presidirá Monseñor Juan Alberto Puiggari.

Patronales del Sagrado Corazón de Jesús

En Paraná y Ramírez, las comunidades de las parroquias Sagrado Corazón de Jesús celebran en los próximos días su fiesta patronal.

  • Paraná

La Parroquia Sagrado Corazón de Jesús celebra su Novena Patronal  a partir del jueves 30, bajo el lema “Corazón de Jesús, enséñanos a orar”.  Durante este tiempo de preparación las misas serán de lunes a viernes a las 19:00; sábados, 17:00 y 19:00 y domingos, 8:00, 10:00 y 19:00.

  • Ramírez

Por su parte, la comunidad de Ramírez, también celebra al Sagrado Corazón enmarcados en el tema: «Caminando en la Fe y la Misión”. Las actividades son las siguientes:

Novena patronal desde el miércoles 29 a las 19:00, misa. Los días 5 y 6 se realizará  la misión eucarística. Viernes 7 procesión a las 15:30 y luego misa.

En tanto, el domingo 9 almuerzo patronal.

Rendición Colecta para la edificación del hogar sacerdotal

Durante el mes de abril tuvo lugar la colecta para la edificación del hogar sacerdotal “Jesús Buen Pastor”. Se recaudaron más de 12 millones de pesos que se destinarán a materiales de construcción.

Más de 12 millones de pesos fue la recaudación de la colecta que se desarrolló a fines de abril en la Arquidiócesis para la edificación del hogar sacerdotal “Jesús Buen Pastor”.

Los pasados 20 y 21 de abril, se llevó a cabo en toda la arquidiócesis la colecta “Dale una Mano a tu Iglesia” con el objetivo de contribuir a la construcción de la casa de los sacerdotes mayores. El monto total recaudado ascendió a 12.765.448,82, cifra que refleja la generosidad y el compromiso de la comunidad.

Destino de los fondos

Estos fondos, han sido aplicados a la adquisición de materiales esenciales para la construcción del hogar. La compra de piedra, arena, ladrillos, cemento, cal, hierro, etc. constituye un paso firme hacia la realización de este proyecto que beneficiará a todos los sacerdotes mayores y/o enfermos.

Desde el Equipo, se agradeció profundamente a toda la comunidad que con gran generosidad contribuyó en esta nueva edición de la Colecta.

Lanzamiento Colecta Anual de Cáritas

El fin de semana del 8 y 9 de junio se realizará en todo el país la Colecta Anual de Cáritas. Será bajo el lema “Tu solidaridad es esperanza”.

El 8 y 9 de junio se realizará en todo el país una nueva edición  de la Colecta Anual de Cáritas bajo el lema “Tu solidaridad es esperanza”.

Por este motivo el miércoles 22 se realizó en la sede Arquidiocesana de Cáritas el lanzamiento de la Colecta. “Nos convocamos en la Cáritas Diocesana en la sede de calle Rosario del Tala, la mayoría de las parroquias de las Cáritas de la Ciudad de Paraná y algunas del interior. Compartimos la misa de envío presidida por Monseñor Juan Alberto Puiggari y concelebrada por el Padre Sebastián Córdoba, que es el Vicepresidente Segundo de nuestra Cáritas”, se explicó desde al área de prensa de la institución.

Tal como sucede anualmente la colecta tiene lugar el segundo fin de semana de junio, en esta ocasión será el 8 y 9 de junio, ocasión en la que se verá el despliegue de todos los misioneros y colaboradores de las parroquias a lo largo y ancho de todo el país.

Sobre la colecta

La Colecta Anual es una acción de Cáritas Argentina que tiene una incidencia muy profunda en la sociedad. Por un lado, permite hacer un aporte concreto para construir una sociedad más justa. Y por otro, permite que miles de familias en situaciones de pobreza y exclusión puedan transformar visiblemente sus condiciones de vida y acceder a nuevas oportunidades.